Entrades

Inclinar el cap.

Imatge
Hay conflictos de incomprensión y hastío, posturas inflexibles e irreconciliables, odios y miserias que se deben a nuestra incapacidad de inclinar la cabeza en el ángulo adecuado para entender los juicios del otro, para sentirlos como propios siquiera por un minuto luminoso del que se pueda derivar un armisticio o un respiro. Entender que esa tierra tan firme que creemos pisar es solo un planeta más vagando por el cielo de una noche de verano.
Javier Sampedro, Planetas, El País 24/05/2018 https://elpais.com/elpais/2018/05/23/opinion/1527068659_159790.html?id_externo_rsoc=TW_CC

Avorriment i revolta.

Imatge
Recordemos que una de las reivindicaciones que están en el origen de la insurrección es el acceso de los estudiantes a las residencias femeninas en el campus de Nanterre. Y que, con carácter general, el protagonismo de los estudiantes no puede pasarse por alto. En una conferencia impartida en Ginebra en 1969, recién publicada en España con el título deLa libertad, ¿liberal o libertaria?, Raymond Aron señala que «los estudiantes, por su número mismo, por su modo de vida al margen de la sociedad y de sus obligaciones, conservan una especie de disponibilidad». El filósofo político francés, quien subrayaría más tarde el papel del tedio gaullista en la génesis del 68, añadía que esos mismos estudiantes estaban ya educados en unos valores liberales que facilitaban la rebelión en su propio nombre. En losSouvenirsde la revolución de 1848, Alexis de Tocqueville parece, por su parte, prefigurarlos al escribir que «son los mozuelos de París los que, por lo general, emprenden las insurrecciones,…

Educar en valors.

Imatge
La educación en valores consiste, en fin, en comprender la relevancia de los mismos (todo lo que hacemos lo hacemos por valores), en traerlos a la conciencia y al diálogo para someterlos a análisis crítico, y en enseñar a las personas a optar libremente, desde su propia convicción, entre unos y otros.
Todo esto, por cierto, ya se hace en la escuela, aunque mal y de forma insuficiente. Se trata de la educación ética, una formación que solo reciben, durante una hora semanal, aquellos alumnos que no reciben formación religiosa (que no es educación, sino adoctrinamiento en valores, que es muy distinto), y que es impartida, muy a menudo, por profesores no especialistas.
No hay más forma, pues, de vencer que la de convencer. Mientras demagogos y dogmáticos se empeñen en atajar con leyes, censura o filípicas lo que solo se puede recorrer con razones, libertad y diálogo, no hay nada que hacer. Y en tanto la Ética no sea una materia educativa tan importante o más que las Matemáticas o la Leng…

Santificar la indignació.

Imatge
—Pero, ¿tú crees que basta que alguien pierda su empleo, su automóvil o su piso para que vote, por ejemplo, al Front National? 
—Yo creo –dijo su interlocutor- que de estos desgraciados se aprovechan los nuevos arribistas, como esas aves selváticas que se alimentan limpiando los restos de comida que quedan en la dentadura de los hipopótamos. Convierten su dolor en combustible para sus propios fines.
Esto podrían haberlo corroborado, de haber querido pensar con claridad, los pocos “perdedores” que se encontraban en el bar. Cuando a uno le quitan lo que creía suyo, uno se siente humillado, se indigna, se enfada, se ofusca, pero la ofuscación es ciega, incluso puede que uno esté dispuesto a matar por ello, como el personaje que encarna Sean Penn en Mystic River (Clint Eastwood, 2003) cuando se entera de que han asesinado a su hija, pero uno no sabe a quién ha de matar, uno no sabe quiénes son sus enemigos, quiénes son los que le han quitado lo que más quería, a menos que alguien le seña…

No tots els nens poden ser Einstein.

Imatge
Empecé mi carrera de matemáticas soñando con ser un Einstein. Me quedé en modesto profesor. Y he procurado ser feliz en mi oficio, pero no soy Einstein. ¿Somos iguales Einstein y yo? Pues no, qué le vamos a hacer. La élite es minoritaria, pero si se suprime la élite para lograr la igualdad, los mediocres no tendríamos de quien aprender y seríamos más mediocres todavía. Nadie saldría ganando, salvo los envidiosos. También me matriculé en e conservatorio, y pronto me enseñaron la puerta. Me hubiera gustado ser Rubistein y no pudo ser. ¿eso es segregación? Pues sí, pero no soy Rubistein. No puedo ser Einstein porque carezco de su inteligencia, ni músico porque carezco de oído, ni obispo porque carezco de fe. Y me habría ilusionado mucho ser obispo, pero los seminarios son tan elitistas y excluyentes que discriminan a los ateos.
No somos iguales, no. Hay profesionales buenos y malos, artistas buenos y malos, estudiantes buenos y malos. Y negar la realidad es inútil, porque las cosas no s…

Com detectar notícies falses.

Imatge
La mejor forma de combatir la difusión de noticias falsas podría seracudir a las personas. Lasconsecuencias sociales de las noticias falsas–mayor polarización política, aumento del partidismo, erosión de la confianza en los medios de comunicación convencionales y en el Gobierno– son significativas. Si más personas supieran lo que está en juego, quizá serían más precavidas con la información, en especial si tiene una base emocional, porque ese es unmodo eficaz de llamar la atención de la ciudadanía. Cuando alguien ve una entrada indignante, es mejor queinvestigue la información, en lugar de compartirla de inmediato. El hecho de compartirla también le da credibilidad a una entrada: cuando otras personas la ven, registran que ha sido compartida por alguien a quien conocen y en quien presumiblemente confían al menos un poco, y es menos probable que se fijen en que la fuente original es cuestionable. Redes sociales como YouTube o Facebook podrían decidir voluntariamente etiquetar su conteni…

Del problema de la ment al problema de la consciència.

Imatge
Cuando la ciencia entró de lleno en el tema de la mente a través de la psicología o de las neurociencias, se metió de lleno en problemáticas que llevaban tratándose por la filosofía desde hace más de veinticinco siglos. Los científicos se encontraron con el problema de lamentey, con él, llegaron al problema de laconsciencia. Desconociendo la historia de la filosofía se lanzaron, muchas veces de modo muy ingenuo, a hacer filosofía, por lo que es común encontrar en libros de divulgación (único lugar donde a los hombres de ciencia les está permitido especular) capítulos llenos de confusiones y errores conceptuales, propios de autores, muchas veces muy brillantes, pero no demasiado duchos en lo que hablan. He leído en muchas ocasiones razonamientos muy laxos e imprecisos, en los que se usa el término consciencia con diversos significados (como sentience, representación, estado mental, etc.) sin establecer diferenciación alguna, lo cual conlleva a la postre, confusiones y embrollos muy gr…