Entrades

Tots som escèptics climàtics.

Imatge
Recordemos que Noruega es un país donde la mitad de los vehículos son ya eléctricos y que pasa por representar una elevada conciencia ecológica que se postula como modelo para otras sociedades. Sin embargo, su riqueza tiene el mismo origen que la de Arabia Saudí: la exportación de petróleo. Por eso son tan interesantes las conclusiones obtenidas por la socióloga Kari Norgaard por medio de untrabajo de campoque nos descubre la existencia de ciudadanos noruegos que niegan la seriedad de la amenaza climática. Hablamos de personas informadas que conocen la existencia del fenómeno, pero sienten la necesidad de preservar su identidad individual y colectiva: necesitan seguir viéndose como miembros de una sociedad justa y no toleran la idea de que la producción petrolera y gasística que les permite vivir en ella contribuya al cambio climático global. Por eso prefieren no pensar en ello y vivir como si el asunto no existiera: tomárselo en serio equivaldría a una impugnación de sí mismos. Podr…

Homo sepiens (colección de aforismos).

En el futuro la democracia se fundamentará en el naufragio universal.

Lo profundo de un país no va más allá del superficial estereotipo.

Busco un efecto por el que valga la pena morir.

Menudo desorden. Todo encaja.

Detrás de la desidia cultural existe una poderosa clase necia.

De la vida no se sale vivo.

A veces un sobresaliente es suficiente.

De su fragilidad es de donde la vida extrae todo su valor.

Tener conciencia de que la vida es finita es lo que en realidad nos incita a vivir.

En tiempo de vacaciones cualquier comparación que se haga resultará ociosa.

Cuando la ciencia ha demostrado que no somos la especie elegida, unos cuantos se empecinan a declararse pertenecientes a un pueblo elegido.

Otra realidad que no he podido convertir en un sueño.

Es lo invisible lo que me hace ver.

Para borrar mis traiciones hice del compromiso bandera. Y de la frivolidad, una herramienta eficaz para llegar a lo más profundo.

Una lògica de la victimització (Slavok Zizek)

Imatge
¿No es la característica básica de la subjetividad de hoy en día la extraña combinación del sujeto libre que se experimenta a sí mismo como responsable último de su destino y el sujeto que basa la autoridad de su discurso en su estatus de víctima de circunstancias más allá de su control?Cada contacto con otro ser humano se vive como una potencial amenaza. Si el otro fuma, si me lanza una mirada avariciosa, ya me hiere.Esta lógica de la victimización está universalizada hoy en día.Y va más allá de los habituales casos de acoso sexual o racista. Recordemos la demanda a la industria financiera del pago por daños y perjuicios.También el acuerdo de la industria del tabaco en Estados Unidos, las reclamaciones financieras de las víctimas del holocausto y los trabajadores forzados en la Alemania nazi o la idea de que Estados Unidos debería pagar a los afroamericanos cientos de miles de millones de dólares por todo aquello de lo se les ha privado a raíz de su pasado de esclavitud. Ésta noción …

Ensinistrar el cervell.

Imatge
¿Podemos realmente entrenar a nuestro cerebro? La esperanza se fundamenta en la plasticidad cerebral: no importa la edad que tengamos, nuestro cerebro se encuentra en cambio permanente para adaptarse a nuevas experiencias. El problema está en que el entrenamiento del cerebro no nos hace más inteligentes. Podemos mejorar nuestra habilidad para realizar determinada tarea, pero no podemos obtener una mejora de nuestra capacidad global.
Luis Alonso, ¿Más inteligentes?, Mente y Cerebro Enero/Febrero 2018, nº 88 https://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/homeopata-726/ms-inteligentes-15990?utm_source=Twitter&utm_medium=Social&utm_campaign=tw+web

Consciència i narrativa.

Imatge
¿Qué sucede con el lenguaje, las emociones y las decisiones de un cuerpo gobernado por dos hemisferios que han dejado de comunicarse entre sí? La respuesta metódica a esta cuestión, que nos permite además comprender la forma en que los hemisferios se distribuyen las funciones, le valieron a Roger Sperry el Nobel en 1981. Sperry junto con su alumno Michael Gazzaniga descubrieron un hecho extraordinario que, al igual que los experimentos de Libet, cambia nuestra forma de entender la construcción de la realidad y, con ello, la consciencia. Sin el cuerpo calloso, la información disponible en un hemisferio resulta inaccesible para el otro. Cada hemisferio presenta su propia narrativa. El derecho solo ve la parte izquierda del mundo y controla también la parte izquierda del cuerpo. Y a la inversa. Hay, además, algunas funciones cognitivas que son peculiares de cada hemisferio. Ocurre así con el lenguaje, confinado en el izquierdo, y con la capacidad de representar un objeto en el espacio (e…

Borges i la immortalitat.

Imatge
Borges describe muy bien el inimaginable tedio de la inmortalidad. Esta ha sido, por otra parte, la acusación más repetida contra la idea misma de inmortalidad, aunque la réplica que se ha dado no es menos atendible: más tedioso es estar muerto. No estoy muy seguro de que nos enseñe mucho caracterizar al ser humano como un ser-para-la-muerte, pero sí parece que sin la consciencia de la muerte, nuestras acciones, nuestro proyecto de vida, nuestras relaciones con los demás, nuestro apego por ciertos lugares o ciertas cosas, se verían seriamente trastornados. Como dice Borges en “El inmortal”: “Todo, entre los mortales, tiene el valor de lo irrecuperable y de lo azaroso”. Sin la consciencia de la muerte nada podría ser visto como único, como especial. Todo acontecería bajo la perspectiva de una posible repetición.
Roberto Valencia, entrevista con Antonio Diéguez: "La inmortalidad implicaría la desaparición del yo, y solo un yo puede tener experiencias", ctxt.es 07/01/2018

Professions obsoletes.

Imatge
Es bien curioso que los jugadores de póker vayan a desaparecer antes que el personal que dobla la ropa en la lavandería, que todavía tendrá trabajo durante cinco o seis años. Los ingenieros saben bien que las tareas que los humanos damos por triviales, como doblar una prenda o corregir un tropiezo contra el bordillo, son mucho más difíciles para los robots que los cometidos que solemos considerar más intelectuales, como jugar al ajedrez o diseñar experimentos de bioquímica metabólica. Es una paradoja interesante. Después vendrán los operadores de banca telefónica, los alumnos que se ganan unas perras escribiéndoles el trabajo universitario a los colegas más obtusos, los compositores del tipo40 Principalesy los camioneros. ¿Y saben lo más gracioso? Que, según los expertos en inteligencia artificial, el último trabajo que se perderá es precisamente el de experto en inteligencia artificial. Ay, amigos, cuándo aprenderemos a relativizar nuestra excepcionalidad. Javier Sampedro, Obsolescenc…